la pagina de enrique luis : Relato de viaje a Madeira
LA PAGINA DE ENRIQUE LUIS : RELATO DE VIAJE A MADEIRA 
AFICIONES Y VIAJES CARTELES CURIOSOS PLATOS VIAJEROS COMENTA
AQUI

          
diciembre 2009


iglesia en Funchal

Parar llegar a la Isla de Madeira teníamos un vuelo que partía de Lisboa (45 € i/v), así que salimos de Málaga un par de días antes para, con tranquilidad, llegar al Algarve donde teníamos reservado un hotel en 1ª línea de playa para pasar la noche en la turística Albufeira, al sorprendente precio de 20 € (incluido desayuno).

Previamente habíamos hecho unas paraditas en Niebla (Huelva) para recorrer sus monumentos y murallas y en Tavira para almorzar (bacalao, por supuesto).
Al día siguiente en un rato nos pusimos en Lisboa, recogimos a nuestro amigo Ernesto en su casa y nos fuimos a hacer un bien regado almuerzo a “Portugalia”, al lado del Tajo.

Tras dedicar la tarde al relax y a reservar un coche de alquiler por internet (70€), nos levantamos bien tempranito (a las 6h.) para dejar nuestro coche en el parking del aeropuerto y con una hora de retraso partir con easyjet a Funchal.


Camara de Lobos

A la llegada retiramos el coche y después de dar un montón de vueltas logramos encontrar el histórico hotel Montecarlo que está en el centro.

Primeramente habíamos reservado uno en la zona turística pero cambiamos a éste. Un acierto, a pesar de su antigüedad, por su ubicación y tranquilidad. Nos dan una habitación interior, pero abonando un suplemento de 15 €/día nos cambian a otra con unas vistas de toda la ciudad a nuestros pies.
Después de tomar unas cervezas y un rato de charla con la “mujer del dueño” salimos a pasear y a almorzar. En cuanto acabamos de tomarnos el licor de almendras amargas con el que culminamos la comida marchamos hasta el mercado dos Lavradores, la plaza del municipio, la catedral y la iglesia del Colegio.

Compramos una botella de vino de Madeira y nos vamos a descansar al hotel.
Ya oscurecido vamos paseando hasta la zona del puerto y al jardín municipal donde hay una fiesta dedicada a la emigración. En la cena tomamos los típicos bolos do caco (pan con ajo, mantequilla y perejil) y la carne con vino e alhos (cerdo en adobo).


Porto Moniz

Una vez despiertos vemos desde la ventana como los cruceros turísticos llegan a puerto, bajamos a desayunar y cogemos el coche para hacer un recorrido por la isla. Salimos por la estrada monumental a la zona turística para llegar al pueblo de pescadores de Cámara de Lobos, a Lascas de Girao y al propio cabo Girao, un promontorio de gran altura sobre el mar.
Seguimos hasta Ribeira Brava, donde nos conectamos a internet (en todos los pueblos tienen zonas wifi gratuitas) mientras degustamos una rica tapa de pulpo al ajillo.

Nos introducimos al interior de la isla subiendo entre las nubes hasta los 1400 mts a la planicie de Paul da Serra, donde en la zona de RabaÇal hay unas bellas vistas y una de las rutas senderísticas más conocidas.
Descendemos hasta Porto Moniz para ver sus piscinas naturales y almorzar, en esta ocasión espada preta (pez sable) con plátano.

A la salida nos encontramos una procesión con gran despliegue de petardazos.


pico do Areiro

Seguimos a S Vicente para retornar por uno de los túneles más largos al otro lado de la isla. (La isla es un verdadero queso gruyere ya que todas las nuevas carreteras están excavadas en las montañas siendo éstas una sucesión continua de túneles.)

Como aún queda algo de tiempo nos acercamos al Jardín Botánico de 35.000 mts2 para hacer un recorrido por él. Volvemos al hotel, ducha, descanso y salida para cenar previa parada en un bareto cercano para tomar unas lapas.
Al día siguiente, una vez desayunados marchamos hacia Camacha a una tienda de objetos de mimbre, de donde salimos huyendo tras la llegada de un par de buses de turistas.

Empezamos la subida hacia Poiso por una zona en la que abundan las “levadas”(sistema de canales de riego que llevan agua desde las sierras a los valles) para llegar al pico de Arieiro de 1800 mts de altura, desde donde se ve tanto las dos partes de la isla como las Islas Desertas y la de Porto Santo.

Bajamos por un bosque de laurisilva (con un descenso de temperatura de mas de 10 grados) hacia Ribeiro Frío, en donde hacemos una parada para tomar unas ponchas (aguardiente de caña con miel y limón).


Santana

Seguimos a Santana para ver sus casas típicas y previa parada en Faial ir al punto mas oriental de la isla, la punta de S. LourenÇo, y hacer el almuerzo en CaniÇal.

Antes de volver al hotel pasamos por Monte para ver los típicos carreiros que con sus cestos con esquis de madera descienden 4 Kms hacia Funchal. También entramos en la iglesia del Socorro, patrona de la Isla, del siglo XVIII y donde se encuentra enterrado el emperador Carlos I de Austria.
A la vuelta damos un paseo por el Parque de Sta. Catarina, frente al puerto y vamos a un centro comercial vecino para comprar un dulce típico, el bolo de miel de caña.

La cena, un montón de gambas en salsa de tomate, la realizamos al lado del hotel.

Desayunamos y con tranquilidad hacemos los 16 Km. hasta al aeropuerto, devolvemos el coche y partimos en hora hacia Lisboa. Una vez retirado nuestro coche del parking 3 del aeropuerto (15€ por día) salimos hacia Evora para almorzar y hacia la pousada de Vila ViÇosa para pasar la noche.


hotel MonteCarlo

Puedes amplíar tu información en los siguientes enlaces :

* Turismo de Madeira *

* TravelView Madeira *


mapa de Madeira