la pagina de enrique luis : Relato de viaje a Jordania
LA PAGINA DE ENRIQUE LUIS : RELATO DE VIAJE A JORDANIA 
AFICIONES Y VIAJES CARTELES CURIOSOS PLATOS VIAJEROS COMENTA
AQUI

octubre 2007


Jerash

Como el viaje a Egipto con Royal Vacaciones salió muy bien, decidimos repetir con este mayorista, que tiene los mejores precios que otros para programas similares y encima aplican las ofertas que saquen una vez reservado el paquete. En un principio quisimos hacer un combinado Siria-Jordania pero lo anularon por no llegar al mínimo y decidimos hacer este "Raices Históricas".

Como el vuelo a Aqaba sale a las 9h.(y a ser charter con posibilidad de cambio de hora) nos vamos el día antes a Barcelona, donde hemos reservado un hotel que está muy bien pero que está en Bellaterra. Pasamos el día de paseos y a las 6h. nos vamos al aeropuerto y aunque embarcamos en hora, (en un avión de Girjet que huele fatal por un water roto) salimos con 45' de retraso ya que un pasajero enferma y abandona la nave.

Nos recoge un guia de la minoría cristiana (4%) en el pequeño aeropuerto de Aqaba, tras las colas de entrada y sin necesidad de pagar visado, para llevarnos a un centrico hotel de 4*, donde hacemos una cena-bufé, tras un paseo de contacto y para cambio de moneda. Como estamos en Ramadán, las bebidas con alcohol sólo se encuentran en algunos hoteles (En éste una lata de cerveza cuesta más de 5€.) y las calles están muy tranquilas hasta que cae el sol.

Tras el desayuno salimos hacia Kerak para visitar su castillo de la época de los Cruzados, a donde cuesta llegar por los coches aparcados en doble fila en las estrechas calles. Una vez atravesado un gran cañon llegamos a Madaba para el tardío almuerzo (hemos atravesado casi todo el país) en un restaurante en el que coincidimos con un grupo de monjas.


Amman

Vamos a visitar la iglesia ortodoxa de San Jorge, en la que se encuentra un mosaico de tierra santa del siglo VI. Durante la visita se produce una manifestación en protesta por un pucherazo en las elecciones municipales que la policia reprime con gases que entran en la iglesia y nos obligan a refugiarnos en la cripta.

La salida hasta el autobus la hacemos protegidos por la policia por las desiertas calles, anulando la visita a la fabrica de mosaicos.

Llegamos a la inmensa Amman y nos alojan en el antiguo hotel Jerusalem, en donde tenemos que pedir que nos cambien de habitación (sobrecargadas, de estilo "época" pero con unas camas inmensas) ya que en la asignada la ventana no encaja y el ruido del tráfico es muy elevado.

Tras una cena no muy variada nos retiramos mientras en el rellano de los ascensores se dedican a hacer sus oraciones (cánticos incluidos) un grupo de musulmanes.

Una vez dada cuenta del desayuno, salimos hacia la ciudad de Jerash, en donde hacemos una visita de 3 horas por sus sorprendentes y bien conservadas ruinas romanas (Arco del Triunfo, Hipodromo, Teatro, la inmensa plaza con su columnata, el templo de Artemisa....). Al final de la visita marchamos hasta el recoleto castillo de Ajlun,construido en el siglo XII por Saladino.

El almuerzo lo hacemos en el "Valle verde", un lugar especializado en carne al carbón, ensaladas y pan de pita.


Petra

Regresamos a Amman para, tras ver las vistas desde la ciudadela, dar un paseo por el centro antiguo (el teatro romano, la mezquita de Ali Husseini y tiendas) en donde todo está cerrando al acercarse la hora del desayuno por ramadán.

En el hotel hacemos la cena a la carta, ya que cuando llegamos los "desayunantes" han acabado con todo el bufé y después salimos a hacer un paseo en grupo por un centro comercial cercano, en donde compramos jabones del Mar Muerto.

Desayunamos y partimos hacia la mezquita de Abdalá, que la mayor parte de grupo visita, mientras nosotros visitamos la bonita iglesia ortodoxa que hay cerca. Antes de salir de la capital el guia nos hace un tour por las zonas residenciales, siguiendo después hacia los castillos del desierto.

Vamos primero al pequeño Palacete de Amrá, patrimonio de la humanidad, para ver sus grabados, siguiendo hasta el Castillo de Azraq, de piedra negra, en donde tenía sus aposentos Lawrence. Hacemos el almuerzo cerca del castillo

Al regreso, nada más pasar Amman, una parada para compras en una gran tienda con productos de 3x2.


Mar Muerto


Seguimos hacia el Mar Muerto, esquivando los cables electricos que un coche que se ha estampado contra un poste ha hecho caer en la carretera. Paramos en el nivel 0 con la caida de sol y seguimos descendiendo 400 metros bajo el nivel del mar hasta llegar al hotel (este programa es el único que incluía la posibilidad). Antes de la cena tomamos unos baños y unas cervezas en una de las varias piscinas. La cena muy buena y los pasteles mejores aún.

A las 8 de la mañana todo el grupo nos vamos a darnos unos solitarios baños de barro y a disfrutar de la extraña sensación de flotar en el mar y no poder hundirse. Mientras el resto del grupo se va al río Jordán nosotros nos quedamos a disfrutar de las piscinas mientras se masifican las orillas del mar con los grupos de turistas que vienen exclusivamente para el baño.

Una vez vuelve nuestro grupo realizamos el almuerzo en el mismo hotel y partimos hacia el monasterio franciscano de Monte Nebo, donde murió Moises.

Tras una parada de excesiva duración en una fábrica de mosaicos de Madaba, seguimos hacia Petra, a donde llegamos a las 9 de la noche. Los hoteles de 3* y 5* están centricos, pero el nuestro de 4* está en las afueras. La comida es pésima, pero las vistas están muy bien.


Petra


Una vez desayunados nos disponemos a andar mucho en una jornada integramente dedicada a visitar esta ciudad de 2000 años excavada en la roca.
Tras recorrer el "siq" durante más de 1 km, llegamos al majestuoso "Tesoro", que con sus más de 40 mts de altura, aún tiene una planta sin descubrir.
Tras las fotos de rigor y un rato de descanso en un cafetín, vamos hacia la zona de restaurantes, pasando por diversas casas excavadas, camaras funerarias, el paseo de columnas y el teatro romano.

Aunque la Unesco dice que en los sitios Patrimonio de la Humanidad no deben residir habitantes vemos que aquí eso no se cumple. También existen excesivo número de animales en el recinto y mucha basura en las cuevas.

Antes de almorzar decidimos subir los casi 900 escalones que conducen al "Monasterio". A pesar de la dureza merece la pena.

El regreso (4 Kms) lo hacemos pasando por las Tumbas Reales, donde resalta el variado colorido de las rocas con el sol de frente.
Agotados a las 6 de la tarde volvemos al hotel para relajarnos.


Wadi Run

Vamos al día siguiente a el desierto de Wadi Rum para un paseo de una hora en 4x4 con té y bailes incluidos y hacer el almuerzo en unas jaimas.

Volvemos a Aqaba, al hotel del primer día. El guia nos ofrece la opción de ir a ver en barco el arrecife de coral por 25€ y todos aceptamos. Partimos del puerto que está frente a nuestro hotel a las 4 y media y tras una travesia de 45 minutos y tras pasar los puertos de carga y pasajeros anclamos frente a un club de buceo, al que se puede llegar por un par de euros en taxi.

Aunque el mar está un poco movido, vemos cantidad de peces y corales. A la hora de regresar el barco no arranca. Tras infructuosos intentos de reparación hay que esperar que llegue otro barco a remolcarnos mas de dos horas más tarde.

Pasamos la mañana del último día paseando y haciendo algunas compras (no muchas, ya que no vamos a facturar para poder enlazar en Barcelona con el vuelo a Málaga). Tras unas fotos de grupo, pagar 20 € de tasas de salida y hacer un abordaje de avión caótico, sin asientos asignados, regresamos casi en hora a España.


tienda en Aqaba

mapa de Jordania