la pagina de enrique luis : Relato de viaje a RENANIA WETSFALIA
LA PAGINA DE ENRIQUE LUIS : RELATO DE VIAJE A RENANIA WESTFALIA 
AFICIONES Y VIAJES CARTELES CURIOSOS PLATOS VIAJEROS COMENTA
AQUI

     
febrero 2015
 
ver mapa


Finalizando enero salimos bien temprano para tomar un low cost hacia el aeropuerto Colonia- Bonn. A las 10 de la mañana ya hemos aterrizado .Vemos que para ir a Bonn en tren hay que pasar antes por Colonia, así que decidimos coger el bus que va directo a Bonn.
Llegando a la parada sale el bus, el cual perdemos.
Como no hay otro hasta media hora después decidimos ir en tren. En una de las solicitadas maquinas del aeropuerto sacamos el SchönerTagTicke, que da derecho a viajar por Renania del Norte-Westfalia en todos los trenes de cercanías, autobuses, metro y tranvías de todos los consorcios de transporte. Cuesta 41 € y es válido para hasta 5 personas. Aunque somos 3 nos renta más que sacar billetes individuales.

En menos de 20 minutos estamos en la estación de Kohl, trasbordamos y seguimos hasta Bonn para realizar una breve visita, camino de nuestro destino de ese día.

Dejamos las maletas en la consigna de la estación y empezamos nuestro recorrido visitando en primer lugar la catedral de S Martin, (Bonner Münster) la principal iglesia católica de la ciudad. Paseamos primero por su claustro y después por su interior de estilo barroco, bajando después a su cripta.

Vamos a la plaza del Antiguo Ayuntamiento , donde hay varios puestos de carnaval instalados y nos tomamos unas cervezas locales con un filete a la brasa muy sabroso.


Bonn


Seguimos hasta la casa de Beethoven para marchar después a la Friedensplazt y entrar para almorzar en Sudhaus, un restaurante con especialidades del Rinh.
Decidimos no caminar hasta el río y volver a la estación para recoger las maletas y tomar un tren que tras un trasbordo nos deja en Aachen (Aquisgran).

Nuestro hotel está al lado de la estación. Dejamos las cosas y salimos a dar un paseo antes de que oscurezca. Vamos primero a la puerta sur , la Marschiertor. En uno de los lados destaca una especie de cuadrado que sobresale de la torre: el retrete primitivo que se usaba en la edad media. Seguimos hacia el Theater, inaugurado en 1825 con un portico con ocho columnas jónicas.

Cruzamos la calle hasta la Elisenbrunnen, un edificio neoclásico con un pórtico dórico , construido sobre las ruinas de las murallas medievales. El agua termal de sus fuentes brota a casi 53 grados, con un olor producido por el alto contenido de sulfuro, parecido al de los huevos podridos.

Atravesando los Elisengartens, en donde se encuentra la Geldbrunnen, una fuente de agua caliente con esculturas representando personajes en torno a un tema: el dinero. (La mendicidad, la avaricia, la codicia...), llegamos a la Kirche St. Foillan separada de la catedral por una estrecha calle.


Aquisgran


Pasando por el Centro Carlomagno llegamos a la Marktplatz, donde está el Rathaus, edificio en estilo gótico construido sobre los cimientos del antiguo palacio imperial de Carlomagno. De aquél antiguo palacio se conserva la torre Granus y a sus pies la única casa superviviente de entramado de madera de estilo barroco del año 1657.

En el centro de la plaza hay una fuente con una copia de la escultura de bronce de Carlomagno y en su entorno al gunas casas históricas, la Haus Löwenstein y la Karls Apotheke construidas en el siglo XIV.

Vamos a continuación, pasando por Krämerstrasse, para ver la Puppenbrunnen, escultura compuesta por diferentes marionetas con articulaciones flexibles, hasta la Catedral, edificio mandado construir por Carlomagno que sería enterrado aquí en el año 814.
En la Capilla Palatina se han coronado 32 emperadores, por ello la catedral también recibe el nombre de Kaiserdom o Catedral Imperial. Esta majestuosa capilla octogonal, considerada como el principal monumento del arte carolingio, destaca, aparte de sus columnas y arcadas, por una lámpara que tiene forma de corona con 16 torres, y que simboliza la Jerusalén Celestial.

Pasando por la Fischmarkt volvemos al hotel a descansar, saliendo a cenar en una heladora noche a un restaurante tailandés cercano.

Cuando amanece está nevando profusamente.

Tras tomar un café en la estación, sacar el SchönerTagTicke y notar los primeros síntomas de un gran resfriado que me acompañará el resto del viaje, volvemos al centro histórico para hacer un paseo por los lugares del día anterior, esta vez con más luz.


Dusseldorf


Recogemos las maletas y tomamos el tren para trasladarnos a la ciudad de Dusseldorf. Dejamos las maletas en la consigna de la estación y salimos hacia la JohannesKirche. Atravesamos el canal Kol y la Konigsallee, zona comercial repleta de tiendas de modas y marcas y llegamos al casco antiguo (Altstadt).
Callejeamos hasta llegar a la Markplatz y nos acercamos al río Rinh para, por su rivera, seguir hasta la Burgplatz, lugar donde desemboca el riachuelo que da nombre a la ciudad y donde se encuentra la torre del castillo, actualmente museo naval. Entramos en la colegiata de S. Lamberto y marchamos a tomar unas cervezas artesanas en la histórica cervecería Uerige.

Salimos al paseo fluvial del Rihn, desde donde se observa en la otra orilla el barrio de Oberkassel, para ir caminando hacia MedienHafen, zona de antiguas instalaciones portuarias que han sufrido una importante transformación. Como edificios emblemáticos destacan la torre de comunicaciones, (la Rheinturm) los 3 edificios “Danzantes” de Frank Gehry y el Roggendorf-Haus con sus muñequitos de colores.

Empezamos el regreso hacia la estación, haciendo una parada en uno de los pocos lugares abiertos (es domingo), una pizzería, para almorzar.

Seguimos nuestra ruta hacia Colonia, a donde llegamos bajo una gran lluvia. Tomamos un taxi y nos vamos a nuestro alojamiento, un hotel con habitaciones temáticas, de donde no saldré hasta el día siguiente, ya que mi trancazo ha aumentado.

Jorge y Carolina traen la cena (unos shawarmas) a la habitación que nos tomamos mientras vemos nevar débilmente por la ventana.


Colonia


Como amanezco un poco menos zombie , nos abrigamos bien y desde R. Wagnerstrasse vamos hasta Rudolfplatz, donde se encuentra la Hahnentor, una antigua torre de la muralla del siglo XII. Hacemos el desayuno y seguimos hasta la iglesia de los Apostoles en la gran plaza Neumark. Por la calle comercial Schildergasse llegamos hasta la iglesia de St Alban, cruzando el Rihn por el puente Deutzer.

Siguiendo el cauce del rio vamos hasta el Hohenzollernbrucke para cruzar hasta la catedral. A la llegada empieza a nevar con fuerza. Entramos en el interior de una de las construcciones góticas más grandiosas( la tercera iglesia más grande del mundo). Una de sus campanas (el St. Petersglocke) tiene un peso de 2400 Kg.

Dentro encuentramos valiosas obras : el santuario de los Reyes Magos, el retablo de la Escuela de Colonia del siglo XV y notables vidrieras.

Nos acercamos a la vecina estación para ver los horarios de trenes al aeropuerto, antes de seguir hacia iglesia de San Martín el Grande , obra maestra del románico tardío. Después vamos al Alte Rathaus (Antiguo ayuntamiento, en cuyo subsuelo se descubrieron restos del Praetorium, el antiguo palacio del gobernador romano).

Seguimos a la parte trasera del ayuntamiento, al mercado antiguo (Alter Markt), un mercado burgués de la Edad Media, hoy en día dominado por casas de colores.

Volvemos al hotel , saliendo a la noche para la cena en un restaurante cercano muy agradable.
Aun sin amanecer marchamos a la estacion para en un salto ponernos en el aeropuerto y salir en hora hacia casa.


Colonia

Puedes amplíar tu información en los siguientes enlaces :

* Germany travel *

* Guia de Alemania *


mapa