la pagina de enrique luis: relato de viaje a Rep. Checa la pagina de enrique luis
LA PAGINA DE ENRIQUE LUIS : RELATO DE VIAJE A Rep. CHECA
AFICIONES Y VIAJES CARTELES CURIOSOS PLATOS VIAJEROS COMENTA
AQUI

          
Abril 2014


Aprovechando que hay vuelo de bajo coste desde Málaga a Bratislava (punto ideal de partida para el triángulo Budapest- Praga- Viena), decidimos dedicar la semana santa de este año a recorrer la Republica Checa.
Íbamos a ir solo Jorge y yo , pero finalmente se apunta un matrimonio amigo. Alquilamos un coche por internet por 200 € la semana, con la compañía EdenCar (incluyendo permiso de pase a países vecinos y seguro a todo riesgo) y a la imprudentísima hora de las 5 de la mañana del domingo de Ramos marchamos hacia el aeropuerto para, huyendo de tronos y procesiones, iniciar esta escapada semanasantera.

A las 10 y cuarto aterrizamos en la capital eslovaca donde tenemos 15 grados menos que en Málaga. A la salida nos esperan para darnos el vehículo. Salimos para hacer 130 Km hacia Brno, capital de Moravia y 2ª ciudad del país. El apartamento dúplex para 4 que hemos reservado (H. Efi) está muy bien, sobre todo por el precio: 64 € (con desayuno y parquin).
Salimos a cambiar algo de dinero, almorzar y a pasear por el cercano centro. Pasando por el antiguo Ayuntamiento (con su pináculo torcido y un cocodrilo suspendido), subimos hasta la catedral de S. Pedro y San Pablo, iglesia gótica con incorporaciones barrocas y neogóticas. Desde los jardines arzobispales observamos el castillo de Spilberk.

Pasando por la iglesia de S Jacob (donde una solista de violín/cantante está ensayando) seguimos caminando hasta la villa Tugendhat, diseñada por el arquitecto Mies van der Rohe, desde los años veinte ejemplo destacado de la arquitectura moderna. Es el primer Patrimonio Mundial de la UNESCO, que veremos en un viaje que recorrera los 12 PH checo.

Después de descansar un rato en el hotel, y reservar habitación para la vuelta (esta vez un apartamento para 4 por 47 €), salimos a hacerla cena, previa parada en una animada cervecería. En la plaza Svobody hay montado un mercadillo de Pascua. En uno de los puestos cenamos sabrosamente a base de salchichas, pato , pollo con verduras y queso.


Bucovice


Tras un reparador descanso y un sabroso desayuno iniciamos ruta. La primera parada es en el pueblo de Slavkov u Brna, epicentro de la zona donde se desarrolló la batalla de Austerlitz en 1805 y donde el ejército francés comandado por el emperador Napoleón derrotó al ejército ruso-austriaco. Visitamos los jardines del Zameck Slavkov , cerrado al ser lunes y seguimos hasta Bucovice. Allí tenemos la suerte de encontrar el Palacio abierto (curiosa leyenda, la de su construcción) porque una televisión está grabando. Nos colamos en el patio para disfrutar de su fantástica fuente y sus arcadas formadas por 90 columnas decoradas con 540 relieves que reflejan motivos de guerra, blasones, animales y seres fantásticos, mascarones e instrumentos musicales.
Marchamos hasta Kroměříž .Visitamos un par de iglesias antes de llegar al Palacio arzobispal y pasear por su inmenso “ Jardín de Recreo”,(PH) jardín de estilo barroco y con zoológico incluido.

Seguimos 60 Km hasta Olomouc, donde nos cae un chaparrón mientras vamos a comer. Repuestas las fuerzas caminamos hasta la barroca columna de la Stma Trinidad (PH) de 35 mts de altura , ubicada junto al Ayuntamiento , donde se encuentra su reloj astronómico (Orloj) de 1420. Marchamos, parando para algunas compras, hasta la catedral de San Wenceslao, junto a la cual se encuentra el Palacio Episcopal y la capilla de Sta. Ana.
Hacemos otros 40 Kms hasta el bonito castillo de Bouzov, que fuera entre otros , de la orden teutónica (también lo fue de la orden negra de las SS). Tras unas cuantas fotos desde el exterior seguimos para una breve parada en el Palacio de Moravské Třebové antes de llegar a Svitavy para hacer noche.
La cena (una de las mejores de la ruta) la hacemos en el único sitio que encontramos abierto en Namesti Míru .

Cada comida y cena de la ruta nos saldrá en una media de 40 € para los 4. El coste final del viaje se nos pondrá en cerca de 600 € por cabeza. (incluyendo todos los conceptos: vuelo, comidas, hoteles, coche, gasolina etc)


Olomouc


Amanece con una ligera nevada. Desayunamos copiosamente y vamos al cercano Litomyšl para ver su palacio renacentista,(PH) considerado uno de los monumentos más bellos de este estilo desde el norte de los Alpes, por su decoración de esgrafiado. Como llueve bastante, decidimos no seguir paseando por el pueblo pasando de ir a conocer sus casas de colores y uno de los teatros más antiguos de Europa.
En camino paramos en la amplia plaza de Chrudim, donde tomamos un típico trdelnik, especie de rulo hueco recubierto con chocolate.

Conducimos 180 Kms hacia Bohemia , con nevadas ocasionales, hasta Kutná Hora (PH). Aparcamos en Sedlec, al lado de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y San Juan Bautista, para visitar la antigua abadía cisterciense con su osario de la iglesia del Cementerio de Todos los Santos.
Tras dar una vuelta por el centro de Kutná vamos hasta la iglesia de Santa Bárbara con sus torres de la época gótica tardía, al lado del barroco e inmenso colegio Jesuita y de la calle Barborská, llena de estatuas.

Seguimos hacia Praga, parando para almorzar en un bar de carretera unos codillos inmensos. Tras conducir con suma precaución por las calles de Praga (por sus radares cada pocos metros), llegamos al hotel que habíamos reservado en las cercanías de la Plaza Wenceslao. Tienen el parquin lleno, así que nos buscan otro en un hotel cercano (20 €/día) y nos entregan las llaves de nuestros 2 estudios. Dejamos las maletas, descansamos un rato y nos vamos a tomar el tranvía 22 que nos subirá hasta Pražský hrad , el castillo de Praga.

Entramos en el inmenso recinto, que ya conocíamos de nuestro anterior viaje. Por la hora que es, está bastante tranquilo. Vemos el Palacio Real, la catedral de S Vito, el convento y basilica de S Jorge y el Callejón del oro (Zlatá ulička) antes de bajar por Nerudova hasta la Plaza de Malá Strana y el Puente de Carlos. Toda esta zona hasta la Plaza del Reloj Astronómico en Staré Město está a reventar de turistas.
Así que decidimos regresar al hotel para, tras unas cuantas revueltas, comprar algo para hacer la cena en la propia habitación, que para eso tiene cocina. Decidimos, visto la aglomeración turística que sufre la ciudad, variar el programa y pasar el día siguiente en Karlovy Vary.


Bouzov


Desayunamos en la habitación, retiramos el coche y partimos a hacer los 150 Km que nos separan de nuestro nuevo destino: El balneario más conocido y más grande de la República Checa, fundado alrededor del año 1350 por el emperador romano germánico y rey checo, Carlos IV. Es famosa por sus fuentes termales (13 fuentes principales y unos cientos de ellas, más pequeñas) y el río Teplá, también de aguas calientes. Beber de más en ellas dicen que provoca estreñimiento.

Tras volver a desayunar en una pastelería junto el parking en que dejamos el coche, decidimos entrar en los Baños de Elisabeth (Alžbětiny Lázně). Para ello nos vemos obligados a comprar unos bañadores en un chino. Son unas piscinas corrientes con agua poco caliente (ni siquiera mineral). Para mí no merecieron la pena las 120 coronas que cuesta entrar. Paseamos por la rivera del rio, pasando por el Lazne III, la columnata del molino, la Columnata del Mercado (Tržní kolonáda) de madera y pintada de color blanco y la iglesia de María Magdalena.
En un restaurante al lado del río almorzamos a base de pato, antes de seguir hasta el balneario I y el Grand Hotel Pupp. Damos la vuelta para volver al coche y regresar a Praga. Como llegamos después de las 18 h. encontramos cerca del hotel un aparcamiento en zona naranja (no reservada para residentes) y dejamos allí el coche.

Al rato salimos a pasear hasta Stare Mesto, volviendo por el Teatro Nacional y el edificio “Ginger y Fred”.
La cena la hacemos en una cervecería que está hasta los topes en la calle Anglická cerca del hotel.

Desayunamos y salimos hacia Benesov, en un día soleado. Hacemos 50 Km hasta el parking del castillo de Konopiště (2 €) . Desde allí un trenecito (cuando nosotros llegamos lleno de italianos) te sube por 1,5 € hasta el castillo. No merece la pena, son 300 mts andando. Es una fortaleza gótica, que tras varias reformas se fue transformando en un palacio romántico, en cuyo foso tienen un oso y en los alrededores cabras y muflones.


codillo


Seguimos de vuelta a Bohemia hasta Pisek para tomar una cerveza al solecito y ver el puente más antiguo de la República Checa.
Hacemos otros 100 Km para llegar a Český Krumlov (PH) con edificios de arquitectura medieval muy bien conservados, en un meandro del río Moldava y con unas muy buenas vistas. Bajamos hasta la Plaza principal para, cruzando un puente de madera, parar a almorzar a la orilla del río en una pizzería.
Subimos hasta el castillo, formado por un conjunto de cuarenta edificios encaramados en un monte, en que destaca su bonita torre.

Tras el bonito paseo regresamos hacia České Budějovice, donde tenemos el alojamiento (hotel Svon) en la plaza principal del pueblo. Una gran habitación con unas buenas vistas. Al poco de llegar y como es Jueves Santo, unas filas de personas vestidas de negro, con máscaras blancas y haciendo sonar matracas llegan a la plaza desde sus cuatro puntos, en un típico ritual pascual checo.
A la puesta de sol salimos a recorrer las calles del pueblo para acabar el recorrido con una cena en una abarrotada cervecería.

Amanece nublado, desayunamos e iniciamos la marcha con una visita a la aldea de Holasovice (PH), antes de seguir, de forma improvisada, hacia el cercano Hluboká para ver el considerado más bonito palacio de Chequia , el cual dispone de 140 estancias y 11 torres y unas curiosas estructuras metálicas en la zona del parque inglés.

Seguimos a Telč (PH) para un breve paseo por su plaza rodeada por casas renacentistas, clasificada como una de las más bonitas de Europa. El almuerzo lo hacemos en Třebíč en un chino, en la céntrica Plaza de Carlos, enfrente de un edificio renacentista llamado la Casa Pintada por su decoración de esgrafiados, antes de subir a pasear por su barrio judío (Zámostí), en la ribera izquierda del río Jihlava.
Llegamos al cementerio y desde allí bajamos al Palacio de Třebíč, en cuyo recinto se encuentra la Basílica de San Procopio, con un precioso recibidor de columnas, en un portal semicircular denominado Rajská brána (Puerta del Paraíso).


Český Krumlov


Seguimos 50 Kms hasta Žďár nad Sázavou, donde se encuentra la Iglesia de Peregrinación de San Juan Nepomuceno(PH), el más original ejemplo del estilo llamado gótico-barroco, una construcción en forma de estrella de cinco puntas, rodeada de un cementerio y una columnata.
Como cuando llegamos ya han cerrado nos limitamos a verla desde la distancia antes de proseguir hasta Brno, donde pasaremos noche.

El último día de ruta hacemos 60 Kms para llegar al “Paisaje Cultural de Lednice-Valtice” (PH), paisaje artificial que se extiende por más de 200 km2 y es uno de los más vastos creados por la mano del hombre de Europa.
En primer lugar paramos en el Palacio neogótico de Lednice donde, entre una multitud de estanques, bosques y praderas , los arquitectos vieneses colocaron una serie de construcciones románticas: un minarete de 60 m de altura, un palacete de caza llamado Randez-vous, templos de Apolo y de las Tres Gracias, falsas ruinas medievales, aparte del propio Palacio con su amplio invernadero.
Durante el recorrido por sus inmensos parques nos encontramos un mercadillo de pascua, una representación de militares de época, mucha gente haciendo senderismo y ciclismo.

Vamos seguidamente a casi la frontera austriaca, al segundo de los palacios -el Palacio barroco de Valtice-, una ostentosa residencia de los señores de Liechtenstein de Austria y Moravia, conocida sobre todo por su larga tradición vinícola desde que las legiones romanas trajeron aquí la vid. Nos encontramos con una exhibición de coches y una feria del vino.

Repostamos gasolina (está bastante más barata en Chequia que en Eslovaquia) para gastar las pocas coronas que nos quedan y seguir hacia Bratislava para, tras dejar las cosas en el hotel, irnos a almorzar a un restaurante típico que ya conocíamos. Al salir una tormenta con un gran aguacero nos pilla y acabamos bastante mojados. La cena la hacemos en una pizzería del centro comercial vecino al hotel.

Tras esperar un rato el desayuno (este último hotel -H Blue- ha sido el peor del viaje) , salimos para devolver el coche en el aeropuerto y, satisfechos de esta bonita ruta, volar de regreso a casa.


Hluboká

Puedes amplíar tu información en los siguientes enlaces :

* PH Checo *

* Folletos checos *

* Cesky Krumlov *