la pagina de enrique luis: relato de viaje a Canada la pagina de enrique luis

LA PAGINA DE ENRIQUE LUIS : RELATO DE VIAJE A CANADA  
AFICIONES Y VIAJES CARTELES CURIOSOS PLATOS VIAJEROS COMENTA
AQUI

  
Octubre 2009
 

Montreal

Volamos con Air Transat a Montreal desde Málaga para regresar desde Toronto a Madrid por 380 €. Son algo más de 7 horas de vuelo y para ser una linea de bajo coste está muy bien: 2 comidas y bebidas libres, las alcohólicas a 4 €. Salimos a las 13 h. y llegamos a las 14,30 h. Llevamos sólo equipaje de mano y tras cambiar a 1,40 , tomamos un taxi ya que el bus cuesta 16 $ por persona y el taxi al centro 38 $ . Hemos reservado a traves de www.gitescanada.com un B&B (al ser con solo 2 días de antelación nos ha costado un poco), situado en pleno barrio Latino, al lado del Village por 80$ + taxas.
Salimos a dar un primer paseo, pasando por la Iglesia de N.S. de Lourdes, donde los indigentes se agolpan a la puerta para la comida, llegando hasta el Viejo Montreal y el puerto.
Tras un paseo por el Mercado Bonsecours, lleno de tienda de artesanos y antiguo Ayuntamiento vamos a los muelles del viejo puerto llegando hasta el lugar de la fundación en 1642 de la ciudad de Montreal, actual Museo de Arqueología e Historia.
Pasando por la Basílica de Notre Dame (la Iglesia católica más antigua, del XVII) , el viejo Palacio de Justicia y el Hotel de Ville retornamos al alojamiento sobre las 18 h., parando a cenar en una pizzería por 48$ + propina : aquí son como en los USA, los precios los indican sin taxas y a eso hay que añadir la propina.


Quebec

Nos levantamos a las 6 y media para hacer un rico desayuno a base de zumos, crepes y yogur y vamos a intentar solucionar la reserva de coche que habíamos hecho el día antes por la red y que ha sido anulada.
Para llegar a la oficina del Rentacar recorremos a pie todo el centro moderno plagado de rascacielos, entrando en la catedral de Marie Reine du Monde, inspirada en la basílica de S Pedro de Roma, y en la Estación Central y la Place Ville-Marie con sus subterráneos.
En “Alamo” nos dicen que lo intentemos de nuevo por la red ya que si lo contratamos directamente en la oficina nos cuesta casi el doble (780$).
Efectivamente lo hacemos así -en otros rentacar que preguntamos no permiten retornar el coche en Toronto- y nos sale por 420$ (260 €). Dejamos el coche cerca de la casa y nos vamos a comer a un Thai (30$) en el Village. Vamos en metro al Parque Olímpico: Biodrome, Piscina, la Tour... Allí se ubica también el Jardín Botánico y el Insectario. Regresamos para, desde Victoria Square, ir a Chinatown en donde cambiamos a 1,52 y volver al B&B para descansar. Salimos a la puesta de sol al Vieux Montreal para ver los edificios iluminados (solo algunos) tras lo que vamos al Village para cenar en un mexicano pollo en zarzamora, burrito y unas tequilas (45$). Cuando nos retiramos empieza a llover.

Desayunamos croissants con tortilla y diversas frutas. Tras unos problemas en la puesta en marcha del GPS que nos hemos traído de casa y conseguir dar con el punto del cambio automático del coche logramos salir de Montreal bajo una persistente lluvia que durará todo el día.


hacia St Catherine

Hacemos los 250 Km hasta Quebec para alojarnos en “La Boheme” (93$) muy cerca del casco Histórico. Le preguntamos al dueño que se tarda en llegar a Baie St Catherine, donde al día siguiente vamos a ir a ver ballenas y nos dice que nos dejará café, zumo y dulces preparados ya que no nos va a dar tiempo a desayunar.
Dejamos las maletas y el coche en el parking privado y nos vamos hacia el Viejo Quebec, recinto amurallado, patrimonio de la Humanidad desde 1985.
Entramos en la estación de tren, antiguo Palacio, y seguimos bordeando el puerto por una calle llena de galerías hasta el Bufé del Anticuario, donde hacemos el almuerzo. Subimos por la calle Petit Champlain hasta la Basílica de Notre Dame, el Hotel de Ville y la catedral de Holy Trinity (el monasterio de las Ursulinas está cerrado) para llegar después a la plaza de Armas y al castillo-hotel Chateau Frontenac.
Nos acercamos al Seminario Saint Sulpice y hartos de lluvia y viento nos volvemos al B&B. A la hora de la cena salimos hacia la Colina Parlamentaria, a la Asamblea Nacional, cenando en la zona gay: merguez y hamburguesa de ciervo. Nos retiramos pronto ya que hay que levantarse a las 5 y media.

A las 6 y poco estamos cogiendo la carretera hacia St Catherine, donde hemos reservado un crucero para ver ballenas (78$c/u). Hacemos unas paradas para unas fotos en unos lagos paradisiacos del camino.


Ottawa

Esta es una época ideal para visitar Canadá ya que los colores de las hojas con el otoño son alucinantes. La temporada esta casi finalizada pero en las 3 horas de navegación vemos focas y rorcuales y a lo lejos alguna gran ballena.
A algo mas de la 1 h. regresamos con parada en el pueblo de San Simeon para comer. A la entrada de Quebec nos pilla un atasco por obras al lado de la inmensa basílica de S. Anne de Beaupreux.
Nos da tiempo de recorrer con la puesta de sol la plaza de armas, la zona de murallas, la ciudadela y de acabar cenando nuevamente en el “Anticuario”.

A las 8 h. hacemos un desayuno de yogur casero, sirope de arce, frutas y quesos y nos disponemos a hacer los mas de 450 kms que hay hasta la capital canadiense. Llueve todo el camino y atravesar Montreal cuesta un buen rato por los atascos por obras.
Entramos en la provincia anglófona de Ontario y llegamos a Ottawa sobre la 1 h. a una magnifica casa (Shirley Samantha's B&B) en un barrio tranquilo a 20 minutos andando del centro (90$) con una propietaria amabilísima que habla español. Marchamos al centro parando antes a comer en un pub. Por la calle Rideau llegamos al Marché by, zona de tiendas, cafes, artesanias etc para, pasando por la catedral, acercarnos al pont Alexandra de 1900, que une Ottawa con Gatineau, o sea Ontario con Quebec.
Desde allí hay una vista fantástica de los lugares que recorreremos después: la Biblioteca y los archivos canadienses, la Corte Suprema, las Esclusas, el Parlamento , el Hotel Chateau Laurier. Sorprendente este casco histórico que no nos esperábamos.
Paramos a tomar un café con milhojas en un sitio famoso por los pasteles que se llevo Obama en su visita a la ciudad. Regresamos a descansar a nuestra encantadora habitación, de la que solo saldremos para cenar en una cercana pizzería.


Belleville

Tras un desayuno a base de mufins, huevos ranchera, tomate al horno y melocotón del Niagara, nos despedimos de la amable señora y salimos hacia Gananoque (2 h.), puerta de las “1000 Islas” para hacer un crucero de una hora de duración (18 $). El sol nos acompaña por primera vez, a pesar de lo cual el aire es muy frío.
Almorzamos sopa y unos sandwiches en el mismo Gananoque para seguir hasta Belleville, donde hemos hecho reserva en una mansión de 1890 (80 $ sin desayuno). Estamos solos en la casa (bastante necesitada de una rehabilitación) con una señora bastante mayor.
Salimos a dar un paseo por el solitario pueblo y por el borde del lago Ontario. Tras un rato de descanso en la casa salimos a hacer la cena en un sitio muy agradable (y algo caro: 100 $) : hallibut (fletan) y filet mignon con pato .

Salimos a las 8 h. hasta una cafetería en la salida del pueblo para calentarnos con un café y seguir ruta, atravesando el gran Toronto, con muchísimo tráfico, hasta las Cataratas del Niagara (2h y media). Dejamos el coche en un inmenso parking y bajamos al paseo que bordea las cataratas, donde hay mucha gente ya que es domingo. La visión de las cataratas desde el lado canadiense es fantástica, desde la parte USA se ve mucho peor.


Niagara

En el regreso a Toronto paramos en el camino para almorzar en un griego. Llegamos al Admiral St George, en el histórico barrio de Annex para alojarnos en una casa antigua, pero muy bien conservada (85$), en una habitación bien grande y agradable.
Dejamos el coche en un parking vecinal (5$ cada 12 h.) y tomamos el metro hasta Union Station, al lado de la torre CN, para pasear entre los rascacielos del barrio financiero hasta el antiguo Ayuntamiento, donde están rodando una película. Entramos en el inmenso Eaton Centre y desde Dundas marchamos hasta el Chinatown y el mercado de Kesington, regresando después a la casa, donde nos tomamos unos tés y me doy un baño en la histórica bañera.
A las 9 h. nos vamos a cenar a un pub cercano: unas pintas acompañadas de un special rib y de un plato de pavo.

El tardío desayuno (a las 9 h.) lo hacemos acompañados de un chino que ocupa otra de las habitaciones y sorbe los líquidos que es un gusto. Dejamos las maletas en el coche y recorremos las solitarias calles de la ciudad (es festivo -Acción de Gracias- y está casi todo cerrado) hasta llegar al Royal Ontario Museo y después a la Universidad, al Trinity y al Parlamento.
Llegamos hasta la catedral católica de San Michael , desde donde vamos a almorzar al lado de St. Lawrence Market unos huevos benedictinos con pavo y salmón. Para volver no podemos tomar el metro, ya que sólo funcionan las taquillas automáticas y no tenemos cambio, así que seguimos por Yonge street hasta recoger el coche y marchar al aeropuerto para tomar el vuelo de las 20 h. que con escala en Montreal va hacia Madrid.


Toronto

Puedes ampliar tu informacion en los siguientes enlaces :

* guia Lonely Planet *

* todo CANADA *

* Viajes a..... *


mapa de Canada