la pagina de enrique luis : Relato de viaje a Bremen la pagina de enrique luis : Relato de viaje a Bremen
LA PAGINA DE ENRIQUE LUIS : RELATO DE VIAJE A BREMEN 
AFICIONES Y VIAJES CARTELES CURIOSOS PLATOS VIAJEROS COMENTA
AQUI

          
enero 2010


Molino


Un fin de semana largo (de jueves a domingo) con un vuelo de bajo coste (47 €) nos trasladamos a la ciudad alemana de Bremen. Hemos sacado un hotel enfrente de la estación de tren, el Mercure Columbus, por 100 € la habitación triple con el desayuno incluido.

A pesar de los problemas aéreos que esta causando que media Europa esté bajo nieve el vuelo sale con sólo media hora de retraso.
Llegamos a algo mas de las 10 y media de la noche al aeropuerto y como a esa hora el tranvía 6 que va hasta la puerta del hotel pasa cada 20’, tomamos un taxi que por 15 € nos traslada en 10’ hasta allí. La temperatura es de –5º y todo está blanco por la nieve.

Dejamos las maletas en la amplia habitación con vistas a la plaza y bajamos a cenar en la misma esquina del hotel shawarmas y chili acompañados con unas becks ( la cerveza de la ciudad) de medio litro.


Rathaus


Tras forrarnos adecuadamente hacemos el desayuno en un buffet completísimo y salimos a la calle. Vamos desde la Bahnhofsplatz hasta el canal que circunvala el centro histórico. Desde ahí se tiene una gran perspectiva del Molino de las antiguas fortificaciones sobre el helado canal.

Por la comercial Sogestrasse llegamos hasta la Iglesia de Nuestra Señora, que aún está cerrada y a la Marktplatz . Allí se encuentra el Ayuntamiento de 1410, Patrimonio de la Humanidad, con su escultura en un lateral de los Músicos de Bremen. Enfrente está la mayor estatua de Roland de Alemania, también declarada P.H. por la UNESCO.
Entramos en la cercana catedral de St. Petri, de estilo gótico y con más de 1200 años de historia dedicada al culto evangélico-luterano.

Tras recorrerla entramos en su pequeño museo que alberga parte de las criptas y otros elementos de interés como las vestimentas talares.


Marktplatz


Recorremos el mercado ambulante de alimentos que se ubica al lado y cruzamos hasta restaurada Bottcherstrasse, construida en los años 20 con ladrillo rojo y elementos art-deco, en la que se ubican atractivas tiendas y museos , así como un carillón de 30 campanas de porcelana que el momento en el que llegamos interpretan sus melodías y unos paneles giratorios con figuras de navegantes.
Cruzamos por un túnel hasta los embarcaderos del río Wesser y, tras juguetear un rato con la nieve, marchar al barrio de Schnoor, el mas antiguo de Bremen, formado por casitas de los siglos XV y XVI, todas convertidas en tiendas de souvenires y restaurantes.

En uno de ellos tomamos el aperitivo antes de irnos a almorzar unos platos típicos alemanes en la conocida bodega Bremer Ratskeller que está en los sótanos del Ayuntamiento: sopa de patata con tocino, medallones de cerdo, Bremer Seemannslabskaus y Bremer Knipp .


Worpswede


A la salida volvemos por Langerstrasse al hotel para descansar. A las 5 y poco ya es de noche.

Pasamos la tarde en la cómoda habitación, leyendo y jugando al backamon. Mientras Jose se va de sauna, Jorge y yo nos v amos a dar una vuelta, atravesando la estación hasta el Palacio de Congresos, donde actúa Boney M .

La cena la hacemos en el mismo sitio de la noche anterior.
La mañana del sábado la dedicamos a ir en el bus 670, disfrutando del bello paisaje blanco, hasta el pueblo de artistas de Worpswede, a 25 km de Bremen.

Como las casas están muy diseminadas y es bastante dificultoso andar por el hielo y la nieve nos volvemos tras un breve paseo .



Schnoor


Después de una paradita en un bar de cervezas en Hillmannplatz entramos enfrente a almorzar unos grandes platos en la recomendable Taberna TAV, para más tarde volver a visitar el centro histórico, haciendo algo de shoping y llegar hasta Schnoor para tomar unos cafés en el abarrotado café Tölke.

La cena la hacemos a base de salchichas diversas.
A las 5 de la mañana empieza a caer una gran nevada. Jorge baja a verla desde la calle, ya que no se puede dormir por los insoportables ronquidos de Jose, que acaba de volver despues de estar toda la noche de farra.

Dejamos las maletas preparadas y nos vamos, una vez dada buena cuenta del abundante desayuno, a recorrer la blanca ciudad en la que cantidad de maquinas quitanieves se afanan en limpiar.

A las 12 y media tomamos en tranvía 6 que en 15 minutos nos deja en el “flughafen” para regresar a Málaga donde tenemos 20 grados más de temperatura.



los musicos de Bremen
 

Puedes amplíar tu información en los siguientes enlaces :

* Turismo de Bremen *

* AlemaniaTurismo, Bremen *


mapa de Bremen