la pagina de enrique luis : Relato de viaje a Argentina. Norte
LA PAGINA DE ENRIQUE LUIS : RELATO DE VIAJE A ARGENTINA 
AFICIONES Y VIAJES CARTELES CURIOSOS PLATOS VIAJEROS COMENTA
AQUI

Octubre 2006


cartel en BBAA
Con la Travel para el vuelo a Buenos Aires, los vuelos internos emitidos por una agencia de allí y los hoteles y coches reservados por la red, nos ahorramos más de 2000 euros sobre lo que ofrecían las agencias y encima con 10 días mas de duración.


Tras perder el enlace del vuelo por el retraso de la salida desde Málaga, y ser alojados por Iberia en el hotel Meliá Barajas, (un 4 estrellas, pero el tratamiento en el comedor es de venta de carretera), en espera del siguiente vuelo, a las 12 de la noche salimos por fin hacia Buenos Aires.
Tras 13 horas aterrizamos en Ezeiza (con ciertas dificultades por la niebla), cambiamos a 3,90 en el Banco de la Nación, una vez pasado el control de equipajes (ya que donde las maletas te cobran unas comisiones muy altas) y tomamos el “colectivo” 68 hacia el centro (admiten el pago sólo en monedas). Nos damos cuenta del error, (deberíamos haber tomado el de la empresa Manuel Tienda León, 25 pesos o mejor un remis, 60 pesos) ya que en los 35 kilómetros que hay al centro el bus de línea tarda casi tres horas.
Nos bajamos y tomamos un taxi . Arribamos al Hotel Argentino, en plena Avenida 9 de Julio, donde teníamos reserva para tres noches en un habitación con vistas al monolito.
Dejamos las cosas y salimos a dar nuestro primer paseo. Hace un día bien frío. La primera parada la hacemos para tomar un delicioso trozo de pizza.
Paseamos por la Plaza de la Republica, la Avda. Corrientes y la peatonal Florida hasta el encantador convento e iglesia de La Merced. Seguimos hasta la Estación de Retiro para sacar los billetes de bus de Tucumán y Córdoba. El bus ejecutivo (que por tres euros más incluye la cena) ya estaba completo.


Caminito

Al regreso paramos a tomar unas tartas de espinaca y pollo con unas cervezas al lado de la Plaza Roma y el estadio Luna Park, tras lo cual seguimos hasta plaza de Mayo, donde nos hacemos unas fotos ante la vallada Casa Rosada, el Cabildo y el Diario la Prensa . En la puerta de la Catedral vemos a los granaderos hacer el cambio de guardia.
Seguimos porcalle Defensa, la mas antigua de la ciudad, pasando por la iglesia de San Francisco y la Farmacia La Estrella , hasta llegar a la Basílica del Rosario, donde se encuentran los restos del general Belgrano . Enfrente tomamos un expresso, tras lo cual vamos a la manzana de Las Luces, entrando a la Iglesia de S. Ignacio (la primera de Argentina).
Volvemos al hotel a descansar un rato. Salimos a cenar a C/ Defensa pero los restaurantes que antes habiamos visto abiertos están cerrados, así que volvemos en la neblina al lado del hotel a una parrilla donde nos comemos un delicioso bife de chorizo (parte externa del lomo de la ternera con unos 5 cm de grosor) y costillas.
Vemos ya desde este primer momento lo barato y bien que se come por aquí.

Como el ruido de esta inmensa avenida (140 metros y 23 carriles) es bastante molesto tras desayunar y mirar el correo, pedimos cambio de habitación y nos vamos a la Casa de Salta a por folletos. Como no abre hasta las 10 vamos a Buquebus a ver los horarios a Colonia. Hace calor y volvemos al hotel a dejar los abrigos, tras lo que tomamos el metro hasta Constitución y desde allí el decrépito tren metropolitano hasta La Plata, que está a 55 km (1 hora y cuarto).
Aunque parece que Argentina está saliendo de la crisis, la realidad que se vive en el tren parece indicar lo contrario: decenas de personas vendiendo de todo o pidiendo.


Cordoba

En La Plata visitamos la Plaza Moreno con su catedral neogótica (inspirada la de Colonia y Amiens) y el renacentista Palacio Municipal, el nuevo teatro argentino, la casa de gobierno y un centro cultural enfrente de ésta. Nos dejamos por ver la casa Curuchet, única obra de Le Corbusier en toda América.
El almuerzo lo hacemos en un bufé por 24 pesos .
Tras un helado emprendemos el regreso a Buenos Aires, donde llueve intensamente , así que nos vamos al hotel, previa recogida de folletos de Salta. Tras un descanso y cervecita salimos a cenar a un tranquilo restaurante: más carne y un sabroso matambre relleno. Muy amable el camarero (como casi todas las personas con las que nos iremos encontrando durante el viaje).

Tras el desayuno y envío de correos a los próximos hoteles y rentacar tomamos la línea A del metro (trenes de madera) . Desde plaza Lezama, en la que vemos la iglesia ortodoxa de la Stma. Trinidad bajamos hasta el barrio de la Boca. Pasamos junto a la Casa Amarilla, antigua estación y en una pastelería compramos un pastel que nos tomamos en café Roma (muy antiguo y agradable), tras lo que vamos a la famosa C/ Caminito llena de colores y de cientos de turistas.
Desde Vuelta de Rocha vemos el puente de Avellaneda y entramos en la Barbería, bar con shows, al ver las fotos de sus paredes, invitados por un propietario que tiene un novio en Málaga. Tras otro paseo por Caminito, seguimos por Iberlucea hasta el feísimo estadio del Boca.
Regresamos a Plaza Lezama para empezar a recorrer el barrio de San Telmo. Antes paramos a almorzar en “El Establo”. Entramos en el Pasaje Defensa , un patio lleno de antigüedades (como todo el barrio), pasamos por la iglesia de S Pedro Telmo y el Mercado de Plaza Dorrego, hasta desembocar en la Plaza de Mayo, justo a las 15 h. cuando las madres de la plaza se manifiestan, desde hace ya 30 años, todos los jueves.


Tucuman

Tras un salto en metro para pasear por el cementerio de la Chacarita, nos vamos a tomar un café en el Gran Café Tortoni (de 1858 y en estilo art nouveau), donde nos sentamos en la mesa “Alfonsina Storni”.
Después de un paseo por Florida vamos al hotel Castelar (donde se alojó F.G. Lorca) para enfrente del mismo tomar una cerveza antes de cruzar al hotel a por las maletas e ir hasta la estación Retiro para tomar el autobús de las 10 de la noche (83 pesos) hasta Córdoba. Es muy cómodo con asientos de 150º y algo mas de 30 plazas en sus dos pisos.

A las 6h , 2 horas antes de lo indicado y tras hacer 710 kms , llegamos. Dejamos en el hotel (Viña de Italia, 80 pesos), que hemos buscado por su cercanía a la terminal y al propio centro histórico, las maletas y nos vamos a desayunar a la Plaza San Martín.
Mientras amanece paseamos por el área peatonal : Cabildo y Catedral , Pasaje de Santa Catalina, las iglesias de S. Francisco y la Merced...
Cambiamos moneda y nos vamos al hotel a que nos den habitación. Resulta ser el hotel más deteriorado de todo el viaje, en el que casi todos los que hemos cogido son de 3 estrellas (poco que ver con las 3 estrellas españolas).
Salimos, bordeando el zoo, hasta plaza de España donde almorzamos muy bien por 51 pesos: mozzarella frita, pizza de rúcula, oriental de mariscos y cervezas iguana (la que mas me gustó).
Seguimos por Irigoyen , con parada en una iglesia con columnas de colores, la del Sagrado Corazón, para llegar al Rectorado y a Ntra. Sra. de Montserrat que forman parte de la Manzana Jesuítica (patrimonio de la Humanidad).
A la noche damos una vuelta de nuevo por la “manzana”, entramos en la Iglesia Jesuita y cenamos unas pizzas en ”El Fundador”.


Ichigualasto

A la mañana tras desayunar, Internet y dejar las maletas nos vamos al Cabildo para visitar su cripta y una expo de dibujos infantiles alemanes .También hay una expo sobre la Rioja, que nos viene muy bien para una de las próximas etapas del viaje. Seguimos a la cripta Jesuítica que encontramos cerrada por lo que, bordeando La Vereda (riachuelo encauzado), con parada intermedia para el aperitivo, llegamos al Nuevo Centro Shopping en donde almorzamos y vemos “Volver” de Almodóvar (gratis con una tarjetita que cogimos del hotel).
Recogemos las maletas y hacemos tiempo cenando en la estación de buses hasta las 23’45 horas en la que sale el bus hasta Tucumán.

Pensamos que hubiese sido mejor no haber hecho noche: llegando a la mañana da tiempo sobrado a ver lo interesante y a continuar a la noche ya que en estos autobuses se duerme bastante bien.
Cerca de las 8 h. llegamos a San Miguel de Tucumán. Nos vamos al Hotel Mediterráneo, ubicado en la céntrica plaza de la Independencia,(aquí fue donde se proclamó) al lado de la catedral. Hacemos la visita de sus aledaños: la barroca casa de Gobierno, la iglesia y convento de S. Francisco , monumento nacional con una bonita cúpula de azulejos ,en donde hay misa cantada por unos potentes altavoces, la casa Padilla , que al ser domingo está cerrada, el Jockey club (tomamos un delicioso café al lado), la Federación económica ...

Volvemos al hotel a tomar la habitación y a concretar el rent-a-car con Avis que tiene su oficina allí: Nos darán el vehículo a las 8 de la tarde para que podamos salir temprano. Hemos alquilado un chevrolet para 7 días (con 1400 kms libres) por 1100 pesos. Tras solventar los errores en la cuenta (nos habían cobrado 8 días y un suplemento no concretado en los mails por dejarlo en Salta), salimos a tomar una cerveza por las calles peatonales Mendoza y Muñecas, previa visita al edificio de correos y el centro cultural.

Almorzamos en el restaurante Eduvigis. A la tarde y después de una reparadora siesta salimos, previo encuentro con una marcha de hinchas futboleros, a ver la Casa de las 100 puertas (Museo Histórico Nicolás Avellaneda), la casa Histórica de la Independencia Argentina y la Iglesia y convento de Santo Domingo.

Tras ver pasar una procesión de la Virgen del Rosario, la cena y un helado de higo nos retiramos a dormir.


Talampaya

A las 8 y media iniciamos la ruta de 380 kms a La Rioja, con parada intermedia en S. Fernando del Valle.
En el primer tramo encontramos muchos tractores con caña de azúcar y secaderos de tabaco, en el segundo es una bacheada carretera de montaña y en el tercero vemos los primeros e inmensos cactus, que nos acompañaran por toda la ruta.
También vemos los primeros altares, de los muchos que veremos por todo el camino: el de la Difunta Correa con muchas botellas y el del Gauchito Gil con muchas banderas rojas.

Al llegar a la Rioja comemos en una parrilla al lado de la antigua estación de tren, en la que hay una locomotora de 1920, por 35 pesos los dos.
Vamos al hotel Libertador, que afortunadamente tiene A/A (acaba de empezar la primavera y hacen 37º). Damos un breve paseo por la plaza para ver la Casa de Gobierno, la basílica menor de S Nicolás de Bari y tomar un helado. A la puesta de sol salimos a ver la iglesia de S Francisco y el convento y templo de s. Domingo, que es el mas antiguo de Argentina, ya que data de 1623.
La cena la hacemos en “Tomato” con una sabrosa lasaña de acelga.


cuesta miranda

A las 7 de la mañana tras desayunar y cargar gasolina (casi un 75% mas barata que en España) salimos a Patquia (70 kms), donde compramos queso, salami y bebidas para el almuerzo e Ichigualasto (106 kms) por una ruta asfaltada en la que de vez en cuando vemos esqueletos de vacas y muchos cactus.
Tras unas fotos en Chiflón llegamos al Valle de la Luna (25 pesos) a tiempo para la visita de las 11 h, que hacemos con un guía, nuestro propio vehículo y 5 más.
Recorremos 40 Kms en 3 horas con 5 paradas para ver este desértico paisaje lunar, en el que destacan las Bochas y el Submarino, tras lo cual hacemos 80 kms más hasta el PN Talampaya (ambos parques son patrimonio de la Humanidad) , mientras tomamos los bocatas.
Tras abonar 12 pesos c/u por la entrada y otros 35 para la visita de las 15,30h. (las de las 9h y las 17h. son gratis) empezamos a hacer un recorrido de dos horas y media en el que pasamos por los petroglifos, el jardín botánico (donde vemos una mara patagónica), los cañones, la catedral ,el monje... En la zona hay muchos y ruidosos loritos barranqueros.

Nuestra intención era seguir hasta Chilecito pero visto que se nos haría de noche en una carretera de ripio (camino de tierra con piedra menuda), decidimos seguir hasta Villa Unión (60Km). Al final nos quedamos más cerca, en Patancillo, en un tranquilo alojamiento por 60 pesos, ya que desde allí nos ahorramos camino.
La sabrosa cena (40 pesos) la hacemos en uno de los pocos sitios de este pequeño pueblo, el Restaurante de Diego, en donde probamos un buen vino de Famatina, de uva syrah y donde compramos una muy bonita cantimplora de cerámica.


chilecito


Nos levantamos a las 7 y tras desayunar (todos los alojamientos en Argentina lo incluyen en su precio) salimos por un carril de tierra de 76 Km para atravesar a 2000 m de altura la Cuesta de Miranda (ruta 40).
Las vistas son fantásticas y paramos a hacer muchas fotos. Pasamos por Nonogasta y llegamos a Chilecito a las 10 y media, parando a ver el curioso Cable carril, a tomar un cafecito y dar un pequeño paseo, tras lo que proseguimos durante 2 horas la ruta (asfaltada y recta) hasta Belén, donde paramos a almorzar en una parrilla.

Desde Belén iniciamos 200 kms de camino de ripio en obras, con un pequeño tramo de asfalto, hasta Santa María, a la que tardamos casi 3 horas y media en llegar.
Allí se está celebrando el Congreso mundial de camélidos, en el que entramos a ver los animales y exhibiciones de guayacos , vicuñas y llamas. A las 7h. pasamos por Amaicha del Valle, de donde seguimos hacia Tafí, pero como quedan 55 km, tendremos que regresar por el mismo camino y hay que pasar el Infiernillo del Abra (zona que puede ser problemática por la niebla) nos damos la vuelta para tomar una habitación en el hostal Lapalacheta en la plaza de Amaicha (40 pesos).
Un corto paseo, Internet y cena culminan este apretado día.


Una ruta alternativa a esta zona sería: de 1) Cordoba a S Agustin del Valle Fértil, 2) Visita a los Parques y Cuesta Miranda con noche en Nonogasta o Chilecito , 3) Por Rioja a Tucuman y/o Tafi del Valle


Las Conchas.Cafayate

Nos levantamos a las 9 h. y desayunamos unas deliciosas tortitas con mermelada.
Hacemos 15 Kms hasta las ruinas de Quilmes (2 Ar$), el asentamiento más grande prehispánico de la Argentina. (Estos indígenas, que durante 130 años resistieron la ocupación española fueron prácticamente aniquilados al trasladarlos a pie por más de 1.500 kilómetros).
Tras visitar el Museo y la tienda seguimos hasta Cafayate, en donde encontramos alojamiento en el hotel Asturias (125Ar$). Nos sentamos en la plaza para probar el vino de la zona, un torrontés de Domingo hermanos, acompañados de humita y tamal. Seguimos con un frangollo (trigo o maíz machacado) con charquí (carne salada y secada al sol) ,y un charquisillo (arroz y charqui) regados con un tinto Nanni ecológico de uva tannat, tras lo cual nos vamos a recorrer la quebrada de las Conchas (ruta 38).

Visitamos las dunas de los Medanos, las formaciones de los Castillos, el Obelisco, el Sapo y el Fraile y las impresionantes gargantas del Diablo y el Anfiteatro . Tras un rato chapoteando en el río regresamos a Cafayate a por una ducha.
A la noche paseamos por la iluminada plaza , entramos en la Catedral del Rosario y hacemos la cena en la acera de “Las 2 Marías”: cabrito y matambre al roquefort acompañados de un cabernet-malbec de finca las nubes. El postre, un delicioso quesillo con cayote y nueces.


Quilmes

Tras un completo desayuno salimos hacia Cachí por una perruna ruta de ripio en la que tardamos 4 horas en hacer 150 Kms.
En el camino vemos una capilla de 1826 en el pueblo de la Merced, las sorprendentes formaciones geológicas de la Quebrada de Las Flechas y unas interesantes casas de adobe con columnas.
Arribamos a Cachi para comer una parrillada de cordero y una ensalada de porotos (alubias) y visitar su bonita iglesia, monumento histórico nacional.
Seguimos, atravesando por un trozo asfaltado el parque nacional de Los Cardones. Al poco el camino vuelve a ser de ripio con mucha piedra suelta. Iniciamos una tremenda bajada desde el mirador de la Piedra del Molino (3384 mts), por la cuesta del Obispo y una rueda trasera nos revienta. Tras tardar relativamente poco en cambiarla, seguimos hasta Salta a donde llegamos a las 5 y media. Antes de ir al hotel paramos para comprar una rueda de segundo uso y reparar la llanta.

Llegamos al muy agradable hotel del Antiguo Convento, que hemos reservado por Internet (100 Ar$), en pleno centro, entre la llamativa iglesia de S Francisco (con su torre de 53 mts y su color rojo) y el convento de S Bernardo.
Tras ducharnos e ir a recoger la rueda (90 pesos), dejamos el sufrido y polvoriento coche en el parking del hotel y nos vamos a cenar truchas rellenas.
Después de visitar la plaza 9 de Julio, muy animada por una concentración de coches de época, y sus fantásticos edificios de alrededor : Catedral, Cabildo, Museo del Norte …, nos retiramos a dormir.


camino a Cachi

Tras un rato en Internet y un buen desayuno, recargamos gasolina y salimos hacia San Antonio de los Cobres.
Hacemos 20 Kms de ripio por la que transitan muchos camiones, 80 de asfalto y otros 20 de ripio para alcanzar los 4020 m. de altura.
Nos acercamos al viaducto de la Polvorilla (a 15 kms del pueblo por un enrevesado camino), hasta donde llegaba el, por ahora suspendido, tren de las Nubes.
A la vuelta al pueblo comemos pollo y ensalada y de postre un te de hojas de coca , de las cuales nos regalan algunas hojas.
Seguimos nuevamente por la ruta 40, esta vez de un ripio mas decente y recto para hacer 100 Kms bordeando el Gran Salar.

A continuación 40 Kms más por la Cuesta de Lipan, afortunadamente asfaltada, por la que bajamos desde el Abra del Quemado (4200 m) hasta Purmamarca(2100 m). Toda esta zona es parte de la Quebrada de Humahuaca, patrimonio de la Humanidad.
Tomamos una habitación panoramica (125 Ar$) en “Pastos Chicos” y nos vamos a dar un paseo por la turistica plaza de este pueblo de menos de 500 habitantes, para ver el famoso “cerro de los 7 colores” y la Iglesia de Sta Rosa de Lima, de 1648, construida como la de Cachi con madera de Cardón. Detrás de esta hay un algarrobo de 800 años.
La cena la tomamos en el único sitio abierto del pueblo, “Los Morteros”, un agradable lugar que nos sorprende por su decoración y su buena comida: una tabla de quesos de la zona , empanadas, llama en reducción de torrontés y miel con quinoa (un pseudocereal americano) y dos inmensos y sabrosos postres, todo ello por menos de 10 € por persona.


Purmamarca

Aunque pensábamos levantarnos un poco mas tarde, se confunden y nos avisan a las 7h., así que tras recoger todo y desayunar nos vamos a un sendero frente al pueblo para subir y ver en perspectiva el C. de los 7 colores iluminándose.
Seguimos hacia Jujuy, por la quebrada llena de nubes bajas, decidiendo no parar y proseguir por una estrechísima carretera de montaña hasta La Caldera.
Paseamos por este pueblo en el que se celebra la fiesta de los Gauchos con muchos caballistas y trajes típicos.

Llegamos a Salta sobre las 12, de nuevo al hotel del Convento. Tras hacer el cheking para el vuelo a Ushuaia por Internet, hacemos el almuerzo a la vera del hotel en una parrilla-pizzería con muchas familias, ya que este domingo se celebra el día de la madre.
Vamos al cunicular pero esta cerrado por falta de corriente, así que andamos por el parque San Martín hasta la iglesia de La Candelaria, la peatonal Alberdi y la Pza 9 de Julio. Tras una foto a la puerta de Algarrobo del Convento entramos al hotel para distribuir el equipaje (Aerolíneas permite sin cargo 15 k en facturado y 5 k en mano por persona).
Vamos de nuevo al funicular. Esta vez si podemos subir al Cerro San Bernardo a disfrutar de la gran vista de Salta. Tras descender, cenamos nuevamente al lado del hotel, esta vez un locro (un puchero de alubias con mucha carne y verdura) muy bueno y nos vamos a dormir ya que nos espera un vuelo de punta a punta del país.


Salta


Puedes amplíar tu información en los siguientes enlaces :

* recorriendo Buenos Aires *

* Directorio Google *

* welcome Argentina *

* informacion turistica *

* circuitos desde Salta *

 
mapa de argentina